Biografía de Hermann Rorschach

Biografía de Hermann Rorschach


Hermann Rorschach fue un psiquiatra y psicoanalista suizo. Es conocido por la elaboración de la famosa prueba proyectiva que lleva su nombre, el Test de Rorschach.


Niñez y adolescencia


Nació el 8 de noviembre de 1884 en Zúrich, Suiza, en el seno de una familia protestante con pocos recursos económicos.


Fue el mayor de tres hijos de sus padres Ulrico Rorschach y Philippine Wiedenkeller. Su padre era un artista sin gran éxito, además de ser profesor de pintura en una escuela preparatoria.


En 1886 su familia se trasladó a vivir a Schaffhausen. Un año más tarde sufrió un duro golpe, su madre falleció cuando él contaba con doce años. En este momento su padre lo motivó a expresarse artísticamente a través de la pintura.


Durante sus estudios en secundaria demostró un interés especial por un juego llamado Kleksografia, que consistía en verter tintas de colores sobre una hoja de papel, para después plegarla y obtener manchas simétricas. Debido a esto fue apodado “Kleck” (significa mancha en alemán).


Poco después su padre Ulrich comenzó a padecer de una enfermedad incurable, finalmente falleció en 1903. Hermann sufrió otro duro golpe emocional, quedando totalmente huérfano junto con sus dos hermanos menores.


Antes de graduarse de la secundaria, Rorschach debatía el curso de sus estudios, dudando entre el arte o las ciencias naturales. Escribió a Ernst Haeckel, un famoso biólogo alemán, para pedir su consejo, por supuesto, él le respondió que estaría mejor en una carrera en la ciencia.


Estudios e interés por la psicología


En 1904 decidió estudiar botánica y geología en la Academia de Neuchâtel. Después tomo una clase de francés en la Universidad de Dijon.


Este mismo año Rorschach también paso por la escuela de medicina de la Universidad de Berna. Más tarde llego a Zúrich, “la capital de la psiquiatría” donde se instaló para estudiar en el famoso “Burghólzli”, con psiquiatras de fama mundial como Eugen Bleuler y Carl Jung.


Aquí estableció relaciones con una colonia rusa, a la que pertenecían algunos emigrantes y estudiantes rusos. Aprendió ruso y realizo un corto viaje a Rusia en 1906. Quedó profundamente impresionado por la tierra y las gentes de aquel país.


Durante sus estudios en Zúrich, ocurrió una revolución psiquiátrica. Sigmund Freud había lanzado una serie de ideas que ponían al inconsciente en el primer plano del interés psiquiátrico.


Herman estudios las ideas freudianas y también la técnica de la asociación verbal de Carl Jung. Esto marcaria la base para sus trabajos futuros.


En 1909 consiguió finalmente el título de médico. Durante este tiempo se prometió con una compañera de estudios rusa llamada Olga Stempelin. Con ella realizo un segundo viaje a Rusia, a Kazán.


Primeros trabajos


En este mismo año comenzó a trabajar en la clínica de Müsterlingen, en Thurgau. Tiempo después se casó con su prometida Olga en 1910.


En 1912 realizo su tesis doctoral con la ayuda de Eugen Bleuler, llamada “Sobre las alucinaciones reflejas y otras manifestaciones análogas”. Con esto recibió su doctorado en medicina, especializado en psiquiatría.


Este mismo año público su trabajo “Alucinaciones reflejas y simbolismo”, como una síntesis de las conclusiones de su tesis y de los últimos avances del psicoanálisis.


A comienzos de 1913, Rorschach ya era muy conocido en el ambiente psiquiátrico y en el círculo psicoanalítico. Este año entro a trabajar provisionalmente como asistente en la clínica de Münsingen junto a Berna.


Durante su estancia aquí se interesó por algunas sectas locales y realizo varios trabajos acerca de ellas. Las investigaciones le permitieron trazar un cuadro general de las sectas religiosas suizas además de un mapa con la localización exacta de dichas sectas.


En este mismo año se dirigió a trabajar a Rusia, al sanatorio de Krukovo, una clínica muy distinguida situada en las proximidades de Moscú. Después de siete meses, y ya en 1914 regreso a Suiza donde trabajó en la Universidad de Walden.


Poco después estallo la Primera Guerra Mundial. Debido a esto tuvo que cambiar de trabajo y en 1915 acepto una vacante como jefe clínico en el manicomio de Herisau.


Su obra y el Test de Rorschach


En 1917 el movimiento psicoanalítico estaba en auge. Algunos psicoanalistas propusieron la creación de un nuevo grupo suizo, la Sociedad Suiza de Psicoanálisis. Rorschach fue elegido vicepresidente.


Durante ese intervalo, un joven de Varsovia llamado Szymon Hens publicó su tesis doctoral sobre una prueba de manchas que había inventado, con el cual encontró algunas reacciones en pacientes neuróticos y psicóticos.


Rorschach lo estudio y lo comparo con el juego de kleksografia, además unió a este el método de asociación de palabras de Carl Jung. Combinó sus intereses en el psicoanálisis y el arte para crear su propia prueba de manchas a la que llamo “test de Rorschach”.


La primera lamina del Test de Rorschach


Utilizo 40 tarjetas (realmente eran 15 las más usadas) y recabó respuestas de 305 personas. A ellos les mostraba las tarjetas y les preguntaba sobre que observaban en ellas. La prueba fue aplicada a 117 neuróticos y 118 psicóticos.


Su idea estaba basada en la tendencia a proyectar interpretaciones y emociones ante estímulos que provocan las manchas. A partir de este momento se dedicó cada vez más a esta nueva orientación de sus investigaciones.


En este mismo año, 1917, nació su primer hijo, una niña llamada Elizabeth. Dos años después nació su segundo hijo llamado Wadin.


Al presentar sus investigaciones a sus colegas, estos le alentaron a publicar sus resultados. Así, en 1921 presentó sus hallazgos en un libro titulado “Psicodiagnóstico”, siendo el primero en acuñar este término. Sin embargo no tuvo mucho eco en la comunidad científica.


El libro contenía la prueba proyectiva formada por diez láminas. Cada una de estas representa una mancha de tinta simétrica.


Las diez laminas originales del Test de Rorschach


Rorschach destino el principio del test proyectivo a explorar el mecanismo de las representaciones imaginarias de niños y adultos, haciéndoles expresar asociaciones verbales a partir de las manchas.


Muerte prematura y legado


Tan solo 9 meses después de la publicación de su obra Rorschach ingresó en un estado grave en el hospital de Herisau. Se le diagnosticó una grave peritonitis difusa acompañada de ictericia, ya inoperable.


Hermann murió al día siguiente debido a la ruptura de su apéndice, el 2 de abril de 1922 a la edad de 37 años. Ocupaba en ese momento el puesto de jefe clínico en el manicomio de Herisau.


Fue enterrado tres días después en el cementerio de Nordheim, en Zúrich. Dejando un gran legado inconcluso con su obra y su test.


Solo hasta diez años después comenzó su difusión, en donde nuevos autores agregaron diferentes aportes a su creación. Aaron Beck introdujo la Prueba en Estados Unidos, Loosli Usteri lo difundió en Francia y Theodora Alcock en Inglaterra creando el British Rorschah Society; además Bruno Klopfer fundó el Instituto de Rorschach en Nueva York en 1932.


El test se difundió notablemente en el ámbito psiquiátrico y psicológico clínico, hasta convertirse en una de las pruebas psicológicas más utilizados en todo el mundo.


Por la década de 1960, el test de Rorschach se convirtió en la prueba de personalidad proyectiva más ampliamente utilizada en los Estados Unidos.