¿Qué es la psicología del color?

¿Qué es la psicología del color?

¿Qué es la psicología del color? La psicología del color es el estudio de qué forma los colores que percibimos influyen en nuestros pensamientos y emociones.

Pero antes de zambullirnos en la psicología del color propiamente dicha, debemos determinar precisamente qué es un color.

¿Qué es el color?

Aunque creamos ver distintas tonalidades, los colores son en realidad ondas luminosas de diferentes longitudes. La luz existe en el espectro electromagnético, que comprende desde las ondas luminosas mucho más largas a las mucho más cortas.

Las ondas de radio, las microondas, la luz infrarroja, los rayos gamma y los rayos X se encuentran en distintos segmentos de longitud de este fantasma.

 En el centro hay un pequeño espectro de ondas luminosas de entre 400 y 700 nanómetros, que corresponde a la luz que ve el ojo humano e incluye todos los colores que observamos.

 La variedad de respuestas emocionales asociadas a los colores es muy gran. Ciertos parecen lógicos, otros no. Ciertas son concretas de un país o una cultura, mientras que otras son universales o naturalmente observables.

Finalmente, algunos colores tienen la posibilidad de tener significados distintas o incluso diametralmente opuestos, dependiendo de su contexto o app. No hay reglas definidas como tales, pero comprender lo que da un giro en torno al color es una auténtica herramienta para tomar las decisiones correctas.

¿Qué es concretamente la psicología del color?

 Hace unos años, los hospitales adoptaban el blanco como signo de limpieza para el tono de sus locales, habitaciones, etcétera. El día de hoy , sin embargo , los colores están a la orden del día y hay que decir que alegran estos sitios y ofrecen una armonía muy precisa.

Muchas personas admiten que los colores tienen un importante efecto psicológico sobre ellas. Varios ensayos demostraron que los colores influyen en las conmuevas y el estado de ánimo de las personas.

 La percepción de los colores puede cambiar de un individuo a otro. Los científicos que han realizado estudios sobre la psicología de los colores coinciden en algunos puntos. Entender el concepto de estos colores nos permite aprovechar al límite los beneficios de la psicología resultante.

Estudios sobre la Psicología del color

 Sea como sea su campo de actividad, si el color forma parte de él, pienso que este articulo le resultará atrayente. Una nota final: este artículo es un reflejo de la cultura europea. Por ende, es probable que los elementos aquí presentados sean diferentes si se dirige a otra cultura.

 Los investigadores que trabajan en el campo de la psicología del color estudian las asociaciones primitivas y culturales que hacemos con colores concretos, y de qué manera la exposición a estos colores influye en nuestros prejuicios y accionar.

 Pongamos un caso de muestra concreto. Un experimento realizado en Escocia y Japón demostró que cuando las farolas de un vecindario estaban pertrechadas con luz azul, el índice de delincuencia y suicidios en ese barrio reducía significativamente. Los estudiosos de la psicología del color intentan explicar por qué se generan estos fenómenos.

 Podría deberse a que el azul es un color poco habitual en las farolas, lo que da a los probables delincuentes la impresión de que algo no es como de costumbre y, por tanto , les hace abandonar sus proyectos.

Pero también podría deberse a que el azul se asocia de forma frecuente con la policía, lo que nos haría ser más precavidos. O podría deberse a que el azul es un color calmante reconocido prácticamente universalmente, lo que podría ejercer una predominación efectiva y tranquilizadora en quienes se exponen a él.

 El origen de las asociaciones entre colores

 Los estudiosos han determinado que, después del blanco y el negro, el rojo fue el primer color identificado en la escritura por prácticamente todas las etnias. ¿Por qué?

 Puede deberse a que el rojo pertenece a los colores mucho más importantes de la naturaleza: es el tono de la ira, que señala a la otra persona que «retroceda rápidamente o va a ser atacada». Asimismo, es el tono de la fruta madura y comestible, información esencial para la supervivencia de nuestros ancestros y la evolución de la humanidad.

 No todos y cada uno de los animales precisan sentir el color colorado tanto como los primates, con lo que sólo algunas de las especies han creado la composición ocular que se requiere para sentir este tono (o los demás colores que percibimos). Indudablemente habrá oído que los perros son daltónicos. Esto no significa que sólo vean en blanco y negro, sino que perciben el mundo de forma mucho más borrosa y menos contrastada que nosotros.

 Y, por supuesto, otros animales han desarrollado estructuras oculares primordiales para percibir los colores que necesitan para subsistir. Por poner un ejemplo, las aves pueden ver la luz ultravioleta, cosa que nosotros no somos capaces de hacer.

Ciertos animales, como los camarones mantis, han evolucionado para ver el planeta de formas que nunca podríamos imaginar. No sólo tienen los ojos más complejos que hemos reconocido hasta la actualidad (al igual que las aves, los camarones mantis perciben la luz ultravioleta), sino también perciben distintos colores ultravioletas.

Consejos sobre la psicología del color

 1. Los favoritos no siempre encajan

Es probable que nos apasione el morado, pero quizá nos angustie pasar demasiado tiempo en nuestra habitación si hemos abusado de él. No obstante, es un color idóneo para añadir un poco de brillo a cualquier atuendo. Especialmente en el momento en que se combina con otros como el naranja.

 Piensa en la función del objeto o espacio antes de escoger el color.

 2. El contexto es clave

 Conocemos la relevancia de las cambiantes culturales y las circunstancias de cada situación a la hora de escoger un color.

 Ver a un candidato a abogado con un traje verde fosforito en una entrevista puede resultar ilógico. Sin embargo, siempre podemos procurar innovar y experimentar con una combinación de colores extravagante y atrevida para poner énfasis entre la multitud.

 3. Aprende a combinar

Es posible que tengamos que diseñar un cartel y hayamos pensado en todos los aspectos de la psicología del color. Pero hay otros aspectos a tomar en consideración, como el efecto que tienen la posibilidad de tener dos colores juntos.

Por servirnos de un ejemplo, el marrón con dorado, amarillo y naranja representa el otoño. No obstante, si el cobrizo se presenta junto al gris y el negro, resulta conservador y soso.

 4. Han de ser funcionales

 ¿Quién no ha comprado en algún momento una prenda blanca y le ha preocupado mancharla? Hay colores más resistentes a la mugre, otros mucho más correctos para el calor, algunos inmejorables si quieres pasar desapercibido, etcétera.

 Un buen ejemplo es el tono de la fuente. Mientras que el negro sobre blanco queda bien con el papel, el diseño web moderno usa en cambio el gris oscuro. Esto se debe a que disminuye la fatiga visual.

Por más que nos agrade redactar en rosa claro sobre blanco, el negro sobre amarillo es interminablemente mucho más identificable. En verdad, es la combinación que mucho más destaca. No obstante, también es el más flagrante y acostumbra insinuar una observación o peligro.

 5. Usar los colores para prosperar la memoria

 Si andas mejorando un examen y no tienes idea de qué manera rememorar todos y cada uno de los pasos de una lista desganada, prueba a vincular cada elemento a un color. Las reglas mnemotécnicas nos asisten a aprender.

 Y si tienes que hacer una presentación, asimismo puedes prosperar la memoria de tu público así. Utilice la psicología del color para resaltar lo más importante que tiene que decir y vincule cada color a su concepto.

 6. Sea congruente

O sea, en especial importante para las empresas y el reconocimiento de marca.

 Si tienes un negocio o piensas en emprender, piensa detenidamente qué quieres transmitir. Todos los elementos de su empresa han de estar en armonía entre sí. La ayuda de un diseñador profesional que tenga presente estos aspectos puede ser indispensable para socorrer un negocio o lanzarlo de manera exitosa.

 Influencia de los colores en los estados mentales

 A cada instante, los estímulos bombardean nuestro entendimiento. Desde ahí, realizamos incontables tareas y selecciones cada día. No poseemos tiempo de procesar todo cuanto pasa por nuestra autopista sensorial. Por eso nos dedicamos a entrenar y progresar el cerebro.

 Estas asociaciones inconscientes que desarrollamos sobre puntos tan esenciales de la verdad nos ahorran bastante tiempo por el hecho de que se procesan automáticamente.

Además de esto, los seres humanos somos criaturas profundamente sentimentales.

 Los colores interactúan con nuestra memoria, despiertan sentimientos y guían nuestro razonamiento. Nos recuerdan cosas tan bonitas como las botas de lluvia que llevábamos cuando saltábamos en los charcos de pequeños. Pero también pueden irritarnos e inclusive enfermarnos.

 El uso del color en las creaciones

 Quizá las primeras profesiones que nos vienen a la cabeza en el momento en que charlamos de color y psicología del color son las más similares con la imaginación.

 Diseñadores (diseño gráfico, moda, interiores, productos, etc.), artistas, publicistas y otras profesiones afines precisan conocer la mente de las personas para capturar su atención y comunicarse con ellas. Por servirnos de un ejemplo, podemos consultar que la combinación de colores de un canal de novedades es muy distinta de la de un programa infantil.

Resaltar en una sociedad saturada de imágenes es una labor complicada. Sin embargo, es posible conectar mejor con el público y crear un encontronazo emocional, y no en todos los casos con el propósito primordial de hacer dinero.

 Significado para las empresas

 La imagen corporativa de las empresas es primordial.

 ¿Y si alguien te solicitara que le pusieras nombre a un refresco rojo? No necesitamos muchas más pistas para comprender precisamente de qué producto están comentando. Las marcas condensan su logo y el resto de sus elementos visuales en una personalidad corporativa. Los colores son fundamentales en las estrategias de marketing.

 Imagine una cadena de sitios de comidas que emplea un color de logotipo y una paleta publicitaria diferentes en cada local. Nuestra memoria será mucho más débil y desorganizada. Como resultado, esta empresa perderá muchas ocasiones de atraer y retener clientes del servicio.

Podemos consultar los cambios en los colores que las empresas utilizan en su imagen según las peculiaridades de su público y las tendencias sociales. No es al azar que algunas marcas estén mudando sus colores comunes por el verde, que, como sabemos, es el tono ecológico por excelencia.

 La cuestión es que los colores no sólo son vitales para el público.

 Los empleados tienen la posibilidad de aumentar su confort y eficacia si trabajan en un lugar donde se sientan cómodos. Un espacio negro cerrado con poca luz puede abrumar a los trabajadores, que querrán pasar el menor tiempo posible en su mesa.

 En cambio, si pintamos esas paredes de blanco y ponemos unos toques de verde y azul y algunos colores cálidos (acordes con la imagen de la marca), quizá sea un lugar mucho más agradable.

 Significado en nuestra vida cotidiana

 Los colores también nos afectan en el momento de tomar las decisiones más frecuentes.

 Una pregunta frecuente desde pequeños es: «¿Cuál es tu color favorito? Cada quien tiene sus preferencias personales. Piense en cualquier objeto y probablemente lo hallará en todos los colores imaginables. Así que es probable que si una decisión no es obvia (una copa, por ejemplo), nos inclinemos por nuestro favorito.

Sin embargo, hay ocasiones diarias en las que debemos meditar en muchas más variables.

 Si vamos a comprar un turismo, debemos confirmarnos de no cometer ningún error. Vamos a pasar bastante tiempo con él, puede que queramos algo atrevido como el naranja, pero es posible que nos aburramos y nos arrepintamos de la decisión después.

 En cambio, un vehículo de un color más apagado, como el negro o el azul marino, puede ser menos visible a la noche. Por otro lado, la suciedad es mucho más visible sobre blanco y más difícil de ver en las tormentas de invierno.

También hay una repercusión económica directa en su seguro: por ejemplo, los coches colorados se asocian a los de deportes (y, por consiguiente, a la agilidad) y tienen una cuota de seguro más alta.

Vídeo sobre ¿Qué es la psicología del color?

Vídeo sobre ¿Qué es la psicología del color? Del canal de:

Gema Vadillo Live